Alimentación para Gatos

Alimentación para Gatos

En el caso de los felinos, es importante alimentarlos con un pienso específico para ellos, debido a que necesitan un mayor aporte de proteínas en la dieta, además de algunos nutrientes esenciales para ellos como la taurina (necesaria para un buen funcionamiento del corazón y de la visión), el ácido araquidónico (para mantener la salud de la piel y pelaje) y la vitamina A (fundamental para una buena visión).

Al elegir la alimentación para nuestro gato deberemos tener en cuenta: la edad, su estilo de vida y su estado de salud.

Por Edad

CACHORROS

Desde el mes de edad hasta que alcance los 12 meses, podemos alimentar a nuestro gatito con un alimento específico de cachorro.

Este tipo de alimento contiene niveles altos de proteínas y de minerales (como calcio, magnesio, fósforo, zinc y hierro), para que sus huesos y dientes crezcan sanos y fuertes.

Es importante saber que tras el destete (a las 6-8 semanas de vida), los gatitos no necesitan tomar leche, y de hecho, pueden presentar intolerancia a los azúcares de la leche, pudiéndole causar diarreas y problemas estomacales.

 

SENIOR

A partir de los 7 años de edad podemos comenzar a alimentar a nuestro gato con una dieta específica de gatos maduros o senior.

Este tipo de alimento aporta carbohidratos de fácil digestión, gran concentración de proteínas y niveles controlados de grasa, para evitar el aumento de peso por descenso de actividad a medida que nuestro gato envejece.

Además contienen minerales beneficiosos para las articulaciones, vitaminas que ayudan a un buen funcionamiento del sistema inmunitario y un menor contenido en fósforo para proteger su salud renal.

Estilo de Vida

GATOS OUTDOOR

Los gatos con acceso al exterior tienen un mayor nivel de actividad, por lo que necesitaremos una alimentación con un elevado contenido energético.
Además también es recomendable que la alimentación contenga condroprotectores, que ayudarán a proteger sus articulaciones.

 

GATOS INDOOR

Los gatos que viven exclusivamente dentro de casa son más propensos a sufrir obesidad, debido a que tienen una menor actividad física. También tienden a formar con más frecuencia bolas de pelo, ya que suelen pasar más tiempo acicalándose.

Para estos animales necesitaremos una alimentación baja en grasa, rico en L-carnitina (que ayuda a quemar las reservas de grasa) y con niveles óptimos de fibra, que ayuda a reducir la formación de bolas de pelo y potencia la sensación de saciedad.

Estado de Salud

Algunos gatos pueden desarrollar sensibilidad o intolerancia a ciertos alimentos, o padecer problemas de salud que requieran una dieta especializada, como puede ser en el caso de diabetes, hepatitis, problemas renales o urinarios, etc.
En estos casos existen dietas especializadas que pueden ayudar al tratamiento de la patología que sufre el animal.

 

GATAS GESTANTES

Durante la gestación se necesita una aportación adicional de energía y proteínas. En este periodo podemos alimentar a las futuras mamás con una alimentación de buena calidad para gatitos. De esta manera proporcionaremos el apoyo nutritivo que necesita durante y después de la gestación.

 

ESTERILIZADOS

Los gatos esterilizados tienen menores necesidades energéticas y si no se controla su alimentación es muy probable que nuestro animal comience a ganar peso, pudiendo llegar a un estado de obesidad, especialmente si vive dentro de casa y su actividad física es menor.
Para evitarlo, es recomendable utilizar piensos especializados para gatos esterilizados. Estos piensos poseen menos calorías y grasas y un mayor contenido en fibra dietética, potenciando la sensación de saciedad, evitando así que el animal coma en exceso y supere sus necesidades energéticas, comenzando a ganar peso.